Una institución parisina, Café Paris

Un lugar histórico: El Café de la Paix

Desde su inauguración el 5 de mayo de 1862, el Hotel de la Paix, reconvertido más tarde en el InterContinental Paris le Grand, y el Café de la Paix son unas auténticas instituciones, célebres en el mundo entero.

Bar restaurante con la elegancia de estilo segundo imperio, el Café de la Paix luce con orgullo sus frescos clásicos y sus suntuosos dorados.

Centro de excepción para la gastronomía más dinámica, este establecimiento propone también durante todo el día, en su terraza interior, una selección de platos rápidos. Los días de sol, expande su famosa terraza de verano delante del impresionante edificio de la Ópera Garnier.

Table d’hôtes en el centro de París, brunch cada domingo... El Café de la Paixtiene múltiples rostros que les invitamos a venir a descubrir.

Los primeros 150 años…

En 1896,  Eugène Pirou organiza en el entresuelo proyecciones del nuevo invento: el cinematógrafo. La entrada costaba 1 franco, y las sesiones se alargaban de las 20:00 a medianoche.

En 1898, en una tarde cálida de verano, Oscar Wilde, un habitual de la terraza del Café de la Paix, es testigo de un extraño fenómeno: la calzada ha sido regada, y un ligero vaho se eleva del suelo. De repente, ve aparecer, de este vapor, en medio de la plaza, un ángel dorado que crece y crece... Se genera una emoción colectiva... Las mujeres se desmayan... Incluso la gente tira las mesas al suelo... ¿Un milagro? ¡No! Es el personaje alegórico y dorado que está situado en la cumbre del edificio de la Ópera, que envía los rayos del sol hacia la capa de vaho, ¡y hace que su imagen flote en el centro de la plaza!

En 1914, los taxis de la batalla de la Marne, de camino al frente, desfilan por delante del establecimiento. Para las celebraciones de la victoria, Georges Clemenceau se instala en el primer piso para admirar el desfile de las tropas por delante del edificio de la Ópera.

En 1938, la dirección del Café de la Paix crea la cadena Pam Pam, restaurantes inspirados en modelos americanos y caracterizados por la rapidez del servicio y sus precios módicos. Se abre un Pam Pam en los Campos Elíseos y otro en el establecimiento existente del Bar Opéra. Beneficiándose de la moda de la época, estos primeros intentos parisinos de restauración rápida son extremadamente rentables, hasta los años setenta.

En 1939, por primera vez en su historia, el Café de la Paix cierra sus puertas el día en que se declara la guerra.

El 25 de agosto de 1944, durante los combates de la Liberación, una granada alemana provoca un conato de incendio, que es rápidamente extinguido por los maîtres d’hôtel armados con sus sifones.

En noviembre de 1948, el restaurante presta su imagen para el rodaje de «This is Paris», primera emisión televisada en directo de Francia a Estados Unidos, con Yves Montand, Maurice Chevalier y Henri Salvador.

Durante los años cincuenta, Marlene Dietrich crea en el Café de la Paix unos atascos tan grandes que los camareros se ven obligados a diseñar un itinerario especial entre las cocinas, las barras y las salas.

En 1976, el periodista televisivo Léon Zitrone decide celebrar aquí su jubilación profesional. Envía a todos sus amigos y conocidos unas fantásticas tarjetas de invitación. El M.L.F. (Movimiento Loufoque Francés), dirigido por el humorista Pierre Dac y sus amigos, decide hacerle una broma enviando falsas invitaciones, que hacen llegar a todos los porteros del distrito XIX, compañías de circo y asociaciones de acordeonistas. El día de la fiesta, ¡se presentan todos con su tarjeta de invitación!

En 1982, la Comédie Française celebra en el Café de la Paix el 300 aniversario de su creación por parte de Molière, con una suntuosa cena en la que participa toda la compañía, entre los cuales Jean Piat, Sophie Desmarets, Jean le Poulain, Michel Duchaussoy, Annie Ducaux, Georges Descrières, y los amigos de la ilustre compañía, como Bernard Blier y José Artur.

En 1989, se celebra el Bicentenario de la Revolución Francesa, con una exposición de escenas de la Revolución instalada en las vitrinas, en colaboración con el museo Grévin, y la presentación a la prensa del busto de la Marianne del Centenario,

En el año 2000, el Café de la Paix recibe el primer premio del Patrimonio organizado por el Ayuntamiento de París para premiar el conjunto de cafés, restaurantes y cabarets de la capital.

En 2003, el Café de la Paix se renueva totalmente, bajo la supervisión de Bâtiments de France. La antigua decoración de jardín y sus compartimentos desaparecen para dar lugar a perspectivas más aéreas y claras que le restituyen su ambiente y volúmenes de origen.

Nuestros lugares

El Café de la Paix es una institución parisina desde hace un siglo y medio. Aunando historia, tradición y modernidad, ofrece una cocina «clásica contemporánea» en un marco de excepción.

Paralelamente a la carta del restaurante, el Café de la Paix propone durante todo el día, en su terraza interior, una selección de platos rápidos y los días de sol, su terraza de verano tiene vistas a la impresionante Ópera Garnier.

El Café Opéra ofrece una vista excepcional de la Ópera Garnier. Les acoge todos los días para sus desayunos, almuerzos y cenas, proponiéndoles una pausa en la terraza para disfrutar de su momento goloso de descanso en sus visitas parisinas. Su marco ideal les permite realizar celebraciones privadas, comidas de 20 personas o cócteles de 40 personas.

El Carré Opéra, un gran sala situada al lado de la sala principal, delante de la plaza de la Ópera, acoge desayunos, almuerzos o cenas privados de hasta cuarenta personas.

La Table d’hôtes puede reunir a su vez una docena de comensales para el almuerzo o la cena. o cenar. Es el lugar ideal para las reuniones de negocios.

La zona de Verrière (cristalera) y el bar, el grandioso jardín de invierno de 800 m² instalado en el centro del hotel. Un majestuoso remanso de paz a resguardo del ajetreo exterior. Al llegar la noche, un ambiente cálido y elegante se apodera de todos los rincones. Abierto sobre la Verrière, el bar les ofrece una atmósfera íntima y relajada, rodeada de una luz tenue.

Reserve su mesa

Su espacio

La Boutique: Un amplio despliegue de productos, desde los llaveros a los lujosos estuches de tazas, sin olvidarnos de los famosos delantales negros con botones dorados.

GALERÍA DE FOTOS